fbpx
Revista de análisis político
Please select a page for the Contact Slideout in Theme Options > Header Options

¿Quién nos habla aquí de olvido, de renuncia, de perdón?… La Pato Bullrich.

¿Quién nos habla aquí de olvido, de renuncia, de perdón?… La Pato Bullrich.
06/05/2021 Giuliana Frecentese
Giuliana Frecentese
En OPINIÓN

Nota escrita por Giuliana Frecentese, en colaboración con Matías Beneite.


Para algunos será una sorpresa, para otros es un hecho más en la larga historia (de traiciones) de “la pato” o “la piba”. A quienes escribimos esta opinión, nos tiene acostumbrado su discurso incoherente y desbordado de odio.

Patricia Bullrich, actual presidenta del PRO, en una entrevista al canal LN, defendió los intereses del laboratorio Pfizer, afirmando que “Pfizer no pidió ni cambio de ley. Solo pidió un seguro de caución como a todos los países del mundo, que es algo razonable. No pidió hielos continentales, ni las islas Malvinas, bueno, las islas Malvinas se las podríamos haber dado”.

Creemos necesarias realizar algunas consideraciones, más allá del más profundo repudio a sus dichos.

Un camino sinuoso

Repasemos de quien viene este discurso. Bullrich tiene un largo camino de traiciones, sus simpatizantes dirán que ha cambiado muchas veces de ideas. Basta con ver su filiación política durante toda su vida:

  • Juventud Peronista (1972-1973)
  • Montoneros (1973-1980)
  • Menemismo (1993-1996)
  • FREPASO (1996-2001)
  • Alianza (1999-2001)
  • Coalición Cívica (2007-2011)
  • Cambiemos (2015-2019)
  • Juntos por el Cambio (desde 2019)

Participó en el gobierno de Fernando de La Rúa como ministra de Trabajo, Empleo y Formación de Recursos Humanos de la Nación, asumiendo el cargo luego del escándalo  de “la Ley Banelco”. Fue destacada por su “dolorosa, pero necesaria” medida de recortar un 13% las jubilaciones y salarios de empleados públicos, según sus dichos.

Durante el gobierno de Macri se desempeñó como  Ministra de Seguridad de la Nación, en el cual se dieron innumerables hechos represivos y de “gatillo fácil”. En su gobierno, perdieron la vida 1.206 personas por el accionar represivo del Estado, el mayor número desde 1983.[1] Los más resonantes fueron: Caso de Santiago Maldonado, Muerte de Rafael Nahuel y el Caso Chocobar, entre otros.

Por otro lado, sus dichos no solamente resaltan la coherencia con la política desmalvinizadora del macrismo, buscando  adormecer  en términos culturales el reclamo de nuestra soberanía sobre las islas.

No es un dato menor que nuestro país haya salido a denunciar, a través de un comunicado de cancillería, los ejercicios militares y lanzamiento de misiles en las islas por parte de Gran Bretaña. Numerosas resoluciones de la ONU, instan tanto a Argentina como a  Reino Unido a reanudar negociaciones diplomáticas sobre la soberanía de las Malvinas.

Cualquier avance por mínimo que sea, no hace más que ser debilitado con sus dichos si deja entrever que hay un partido político esperando volver a gobernar para truncar cualquier reclamo de soberanía.

¿Qué pasó con las vacunas y Pfizer?

Por último, Bullrich, utilizando políticamente una pandemia, miente al referirse a los acuerdos con el laboratorio de Pfizer.

Recordemos que dicho laboratorio norteamericano fue uno de  los primeros con quien Argentina inició negociaciones para garantizar la provisión de vacunas. Pero las condiciones de la empresa fueron mucho más allá de un “seguro de caución . El mismo, es una garantía de cumplimiento de un contrato donde se establece un compromiso para resarcir a la parte perjudicada en caso de que no se cumpla lo pactado”.

Los laboratorios en el mundo han trabajado a contrarreloj para encontrar una vacuna contra la pandemia, pero el hecho de producirla  y distribuirla no es por simple bondad, estos han tenido millonarias ganancias, sumado a que en varios casos, se imponen cláusulas  de confidencialidad, que ante el difícil acceso a las vacunas por la demanda mundial y una producción concentrada en pocos, los gobiernos-sobre todo de países más pobres- terminan cediendo a toda letra chica de las cláusulas.

Argentina terminó rechazando el acuerdo, entre otras cosas, porque el laboratorio pedía garantizar inmunidad en la justicia local ante posibles  litigios por negligencias de la empresa (reacciones adversas, pérdida de cadena de frío, no cumplimiento en tiempo y forma de distribución, etc.). El Estado debía hacerse cargo de posibles demandas millonarias, poniendo en garantía ciertos bienes soberanos. [2]

Pero para Bullrich esas condiciones son simples seguros de caución, aunque a las Malvinas le hubiese encantado incluirlas en las cláusulas de garantía.

El gobierno de Alberto declaró las vacunas de interés público rechazando estas condiciones. Así todo, hoy vuelve a retomar negociaciones con Pfizer; también es un éxito empezar a producir en el país la vacuna Spunik del laboratorio Gamaleya (una de las vacunas más económicas); hay acuerdos para que comience a producirse en el país la vacuna contra el coronavirus de Sinopharm.; se negocia con Biotech y se propone la producción final de la vacuna de AstraZeneca en el país. Todo sin importar qué ideología tenga el origen de una u otra, como Bullrich y la oposición intentan instalar.

Malvinas

Repudio total de gran parte del arco político, ex combatientes y denuncia en la justicia federal a la presidenta del pro, son algunas de las consecuencias por sus dichos. Nos alegra mucho que este hecho no haya pasado inadvertido e intentamos humildemente contribuir al respeto de nuestra historia, como a honrar la memoria de nuestros héroes de Malvinas, desde el pensamiento nacional situado.

¡¡¡Ni perdón, ni renuncia, ni olvido, ¡¡¡Las Malvinas fueron, son y serán argentinas!!!


[1] Coordinadora Contra la Represión Policial e Institucional o CORREPI, presentó dicho informe. “Gatillo fácil: denuncian que en tres años de Macri, 1.206 personas murieron en manos del Estado”. Infocielo. Disponible en: https://infocielo.com/gatillo-facil/gatillo-facil-denuncian-que-tres-anos-macri-1206-personas-murieron-manos-del-estado-n100097

[2] Los datos son brindados de  un informe periodístico coordinado por The Bureau of Investigative Journalism en Londres y Ojo Público en Perú, donde afirman que a Argentina y Brasil, Pfizer les pidió poner sus embajadas, bases militares y otros activos soberanos del país como garantía ante una eventual demanda por efectos adversos de la vacuna. Disponible en https://www.rfi.fr/es/programas/vida-en-el-planeta/20210226-pfizer-exige-condiciones-abusivas-a-pa%C3%ADses-sudamericanos-para-vender-vacunas


Si llegaste hasta acá y te gustó lo que leíste, te pedimos que colabores con Aluvión Político donando $300 mensuales. Recibirás notas y newsletter´s de análisis político en tu correo electrónico, pero por sobre todas las cosas, ayudarás a sostener una voz genuina y plural que privilegia la profundidad del contenido en el análisis y la opinión.